Croquetas veganas con salsa dulce de mostaza

croquetas veganas con salsa dulce de mostaza1

 

¿Os gustaría probar unas croquetas veganas con salsa dulce de mostaza? ¿Sí verdad? 🙂 ¡Es una receta que os va a encantar! No sólo por que se preparan muy fácilmente, sino que, también tienen un sabor exquisito con una textura, que las envuelve, crujiente y en boca suaves y cremosas…mmm ¡un deleite para el paladar! Y sí las acompañamos con un toque de salsa dulce de mostaza…¡es un manjar de dioses! ¡No os perdáis la experiencia!

Veréis que os recordaran a las croquetas caseras “tradicionales” pero con una opción mucho más saludable, cruelty free y sin renunciar al máximo sabor ¿Qué más se puede pedir? 😉

¿Tomáis nota de la receta y me contáis?

Espero que os guste

 

Ingredientes para 18 unidades aprox.

  • 1/2 bol de soja texturizada
  • 150 gr de lentejas cocidas
  • Perejil seco
  • Comino
  • Nuez moscada
  • Pimienta negra molida
  • 1 diente de ajo troceado
  • 1/2 cebolla en juliana
  • Salsa de soja
  • Sal rosada
  • AOVE (Aceite de oliva virgen extra)
  • Salsa dulce de mostaza

Para falso huevo:

  • 2 cucharadas soperas de harina de garbanzo
  • Un poquito de agua

Para rebozado:

  • 125 gr aprox. de pan rallado (añadir según se vaya necesitando)

Para bechamel:

  • 50 gr de mantequilla de soja
  • 1 cucharada de harina de avena
  • Sal rosada
  • Pimienta negra molida
  • Nuez moscada
  • 1/2 litro de leche de soja

Preparación masa:

  • En un bol añadimos la soja texturizada y la cubrimos de agua unos 30 mintuos. Pasado este tiempo escurrir la soja y reservarla.
  • En un cuenco grande o bol añadimos las lentejas y espolvoreamos perejil seco y comino. Removemos todo. Y reservamos.
  • En una sartén añadimos AOVE  hasta cubrir su base y lo calentamos. Cuando el aceite esté caliente incorporamos la cebolla y el ajo. Ir removiendo hasta que la cebolla coja un color transparente.
  • Al sofrito le incorporaremos la mezcla, de las lentejas con el perejil y el comino. También, agregaremos la soja texturizada; un poquito de salsa de soja; sal y pimienta negra al gusto; un poquito de nuez moscada y bechamel (receta al final del post). A fuego medio iremos removiendo todo unos 5 minutos. Reservar.
  • Con una batidora trituraremos a toques y  poco a poco hasta que quede una masa ligera. Y la dejaremos reposar, tapada con un film, en la nevera un par de horas.
  •  Pasado este tiempo procederemos hacer las croquetas con la ayuda de una cuchara sopera.
  • Cogeremos un poquito de masa con la cuchara sopera y con las manos iremos dándole forma.
  • En un bol añadiremos las 2 cucharadas de harina de garbanzo e iremos vertiendo un poquito de agua y batiendo hasta formar una textura similar al huevo. Reservar.
  • Una vez tengamos hechas las croquetas las iremos sumergiendo una a una en el preparado de “falso huevo” para luego poder rebozarlas. ¡Es importante que queden bien escurridas!
  • Finalmente las rebozaremos con pan rallado y le daremos la forma deseada.
  • En una sartén con AOVE bien caliente iremos añadiendo las croquetas una a una vigilando que no se peguen unas con otras. Nos ayudaremos con  una espumadera para ir girando las croquetas mientras se van dorando.
  • Una vez doraditas dejarlas que empapen todo el aceite en un papel de cocina.
  • Finalmente las dispondremos en un plato y le añadiremos un poco de salsa dulce de mostaza y un poquito de cebollino troceado por encima. (En mi caso me encantan mojadas directamente con la salsa). 😉

Preparación de la bechamel:

  • Llevar a ebullición la leche de soja. Reservar.
  • En una sartén calentar la mantequilla de soja y añadir la harina de avena poco a poco. Iremos removiendo todo hasta que los dos ingredientes se hayan integrado en su totalidad.
  • Incorporar la leche de soja hervida a la mezcla ( mantequilla y harina). Remover todo muy bien hasta que vaya espesando.
  • Seguidamente añadiremos la nuez moscada y un poquito de pimienta negra molida (opcional). Mezclar todo bien y dejar reposar hasta que la bechamel esté templada.

 

¡Y  listas para comer!

 

Preparación:

  • Llevar a ebullición la leche de soja. Reservar.
  • En una sartén calentar la mantequilla de soja y añadir la harina de avena poco a poco. Iremos removiendo todo hasta que los dos ingredientes se hayan integrado en su totalidad.
  • Incorporar la leche de soja hervida a la mezcla ( mantequilla y harina). Remover todo muy bien hasta que vaya espesando.
  • Seguidamente añadiremos la nuez moscada y un poquito de pimienta negra molida (opcional). Mezclar todo bien y dejar reposar hasta que la bechamel esté templada.

 

¡Ya veréis que este plato os enamorará! 😉

IMPRIMIR

Este post tiene 6 comentarios

  1. Se ve delicioso! Quisiera probar de una vez! a ver cuando puedo hacer la receta! muy agradecido por el FALSO HUEVO! <3

  2. Hola ! Lo hice ayer las croquetas. Eran muy buenas. Gracias por la receta! 🙂 Aquí está la foto: http://anacsj.tumblr.com/post/148464559664/04-08-2016-vegan-croquettes

  3. El aspecto desde luego es estupendo, me dan ganas de probarlas!

    • Be Veggie Be Beauty
      Sábado 27 agosto 2016, 1:58 pm

      ¡Están buenísimas, la textura crujiente y cremosa por dentro! ¡Un manjar! Sí te animas hacerlas me encantará qué le hagas una foto a la receta y me etiquetes en Facebook o Instagram con @beveggiebebeauty para compartirlas. ¡Estaría genial! 🙂

      ¡Un saludo enorme Mireia!

Deja un comentario