Focaccia de tomates, aceitunas verdes y albahaca

Focaccia

¡Hola Veggies! Después de unas semanas ausente por motivos personales… hoy os traigo de nuevo receta vegana; una deliciosa focaccia de tomates cherry kumato, aceitunas verdes y albahaca. Un entrante ideal para acompañar cualquier plato o simplemente como aperitivo, ¡disfrutaréis de lo lindo de todo el aroma y sabor mediterráneo! 🙂

Es un aperitivo vegano muy sencillo de hacer…sólo se necesita trabajar bien la masa y dejarla fermentar. Por lo demás… son pasos muy sencillos que se hacen en nada y menos. También, como siempre os digo…¡dejad volar la imaginación! ¡Podéis añadirle lo que más os guste como: setas, verduras, queso vegetal, etc… 😉

¡Así qué manos a la obra! ¡Quiero ver cómo os ha quedado y si la habéis reversionado! Me encantaría ver vuestras focaccias, así que, no olvidéis etiquetarme en vuestras redes sociales @beveggiebebeauty. ¡Me haría muchísima ilusión! 🙂

Espero que os guste 


fullsizeoutput_af

INGREDIENTES:

  • 200 grs de harina de repostería
  • 150 grs de harina de fuerza
  • 20 grs de levadura fresca (cubito)
  • Óregano
  • 8 tomates cherry kumato
  • Aceitunas verdes deshuesadas
  • Albahaca fresca
  • 2 dientes de ajo
  • AOVE
  • Sal rosada del Himalaya

PREPARACIÓN:

  • En un bol mezclaremos las harinas con un poco de sal. Removeremos todo muy bien hasta que todos los ingredientes se hayan integrado totalmente. Una vez tengamos la mezcla la trabajaremos en una superficie plana enharinada para que no se nos pegue la masa. Haremos una montaña, en forma de volcán, dejando una abertura en el centro dónde verteremos la levadura disuelta en un vaso de agua templada. Empezaremos amasar y añadiremos más harina, si fuera necesario, hasta que podamos trabajar la masa sin que se nos pegue apenas en las manos.
  • Una vez tengamos la masa en forma de bola, con un rodillo, la iremos estirando en un molde con papel vegetal. Le iremos dando forma rectangular, como yo la hice, o bien redonda. Eso depende del molde y cómo más os guste. Una vez tengáis la masa la taparéis con un paño de cocina húmedo y la dejaréis reposar durante 3 horas junto una fuente de calor. ¡Importantísimo! Qué el paño no toque la masa porque se os pegará. Os lo digo por experiencia propia. 😉
  • Una vez haya concluido el tiempo de fermentación, pintaremos la focaccia por encima, con la ayuda de un pincel de silicona, la mezcla de aceite, orégano y un poquito de sal.
  • Precalentaremos el horno a 200ºC. En la parte de abajo del horno añadiremos un cuenco de agua para que la cocción de la foccacia sea óptima y nos aporte un poco de humedad a la masa.
  • A continuación, iremos disponiendo en la superficie de la focaccia, los tomates cherry kumato cortados en rodajas; un puñado de albahaca fresca picada; las aceitunas verdes, también cortadas en rodajas; el ajo cortado a trocitos pequeños y finalmente le volveremos añadir por encima un chorrito de aceite. Se me olvidó comentaros que es muy importante que los ingredientes los vayáis hundiendo un poco en la masa para que no queden sueltos y, de este modo, se caigan.
  • Hornearemos de 25 a 30 minutos por arriba y por abajo.

¡Y lista para degustarla!

Bon Appétit 

IMPRIMIR

Deja un comentario